Mundo Paranormal Online
ASESINOS

La fiesta mortal de los Hadley

El asesinato de Blake y Mary-Jo Hadley en 2011 sacudió la pequeña y soñolienta ciudad de Puerto Santa Lucía, Florida, que había visto un aumento de la delincuencia juvenil. Mientras que la mayoría de los crímenes se limitaron al robo, asalto y vandalismo, los asesinatos de Tyler Hadley llevaron el crimen en Puerto Santa Lucía a nuevas y horribles alturas. 

El 18 de julio de 2011, el adolescente asesinó a sus padres y luego hizo una fiesta en casa. Un incidente espantoso que no es un incidente aislado. Los asesinatos cometidos por adolescentes son poco comunes, pero no son desconocidos. 

En 2006, dos adolescentes inspirados por las películas de Scream asesinaron a su amiga. En abril de 2017, dos adolescentes asesinaron a sus abuelos, y organizaron una fiesta en una casa mientras sus cuerpos se pudrían arriba. Además, los invitados de Hadley sin saberlo jugaron al beer pong, fumaron marihuana y se rieron de los videos de YouTube. Todo ello sin saber que sus padres yacían arriba, envueltos en una toalla, muertos de frío. Si se les dijera, no le creerían.

Esta es la espantosa historia de Tyler Hadley, el chico que mató a sus padres y lanzó la furia de su vida.

Un odio que empezó desde pequeño

Dos semanas antes de que Hadley asesinara a sus padres, llegó a casa borracho. Sin saber qué hacer, Mary-Jo y Blake Hadley confiscaron su coche y su teléfono móvil. Hadley fue a Facebook a charlar, y expresó sus frustraciones a su amiga Mercedes Marko. 

Michael Mandell también admitió que Tyler estaba furioso con su madre por confiscar su coche y su teléfono móvil, y expresó su deseo de matarlos.

«Sentía que, supongo, eso era demasiado, y que [su madre] lo estaba disciplinando demasiado. Y dijo que quería matarla», dijo Mandell. «Suena como si estuviera enfadado porque estaba siendo castigado.»

tyler hadley

Cuando Hadley tenía unos 15 años, sus padres notaron un cambio en su comportamiento. Parecía que se dirigía por un camino sin discernimiento. Según su tía, Cindy Hadley, empezó a faltar a la escuela, a salir con la gente equivocada y a drogarse. Aunque su familia sabía que fumaba marihuana, no tenían idea de que sus problemas eran mucho más profundos.

Blake y Mary-Jo Hadley pasaron los siguientes dos años intentando todo para ayudar a su hijo. Empezó a ver a un psiquiatra y a tomar antidepresivos. Lo inscribieron en un programa ambulatorio de salud mental y abuso de sustancias. Nada parecía funcionar. 

Para cuando Hadley tenía 17 años, ya había sido arrestado por agresión agravada y robo con allanamiento de morada. Hadley primero vocalizó su impulso de matar a sus padres cuando tenía apenas 10 años de edad.

Hadley no había sido violento, pero su vecino Mark Andrews admitió que Hadley había expresado una vez el deseo de matar a sus padres, cuando era un niño pequeño.

Andrews vivía al final de la calle de Hadley, y sus hermanos menores eran amigos. Cuando sólo tenía 10 años, apareció en casa de Andrews después de haber discutido con su madre. Fue entonces cuando juró matar a sus padres. 

Andrews se olvidó de ello y le dijo al niño de 10 años que las discusiones son un hecho de la vida, y Hadley pareció calmarse. Aún así, Hadley parecía cercano a sus padres durante toda su juventud. A menudo se quedaba despierto esperando a que su padre volviera a casa del trabajo en la central eléctrica local. Los vecinos escucharon a Hadley riendo y jugando en el patio trasero con sus padres los fines de semana.

Éxtasis y Lil Boosie para asesinar a su madre

Según Rolling Stone, el asesinato ocurrió poco antes de las cinco de la tarde. Hadley había escondido los móviles de sus padres para que no pudieran llamar a la policía. Un inquietante guiño al castigo que le habían dado por haber llegado borracho a casa unas semanas antes. 

Como Hadley no creía que pudiera cometer el asesinato sobrio, tomó tres pastillas de éxtasis y escuchó «Feel Lucky» de Lil Boosie.

Una vez que el éxtasis hizo efecto, Hadley tomó un martillo de mano del garaje. Se paró detrás de su madre mientras ella trabajaba en el ordenador en el comedor. Pensó en el asesinato durante cinco minutos antes de golpearla en la nuca. Mary-Jo Hadley gritó: «¿Por qué?» mientras le golpeaba la cabeza.

Hadley asesinó a su padre sin motivo

Blake Hadley escuchó los gritos de su esposa, y salió corriendo del dormitorio principal para ver qué estaba pasando. Fue entonces cuando vio a su esposa muerta en el suelo. Tyler miró a los ojos a su padre durante varios segundos, antes de que su padre le preguntara: «¿Por qué?»

La aterradora respuesta de Tyler fue: «¿Por qué no?». Luego procedió a golpear a su padre con la punta afilada de un martillo hasta que ya no se movía.

Un evento en Facebook y una fiesta de 100 personas

Hadley invitó a la gente a su fiesta a través de Facebook, y dijo que sus padres estaban en Orlando, Florida. La noticia de la fiesta se difundió rápidamente, y cerca de 100 personas se presentaron en su casa. La mayoría de los asistentes a la fiesta no eran amigos de Hadley, y destrozaron su casa. 

Al cabo de unas horas la casa «parecía haber sido saqueada por ladrones». Uno de sus perros se acurrucaba de miedo bajo una cama, en el viejo dormitorio del hermano de Hadley y el otro se escondía en la ducha.

Durante la fiesta, Hadley le contó a su mejor amigo sobre el asesinato, pero pensó que era una broma.

Michael Mandell fue la primera persona a la que Hadley le habló de los asesinatos, en medio de la fiesta en la casa de Hadley en Florida. Según Mandell, los dos salieron después de que Hadley dijera que necesitaban hablar. Fue entonces cuando Hadley reveló que mintió acerca de que sus padres iban a Orlando de vacaciones.

tyler hadley

«Él dijo: Mike, yo maté a mis padres'». Y Mike dijo: «No, no lo hiciste, Tyler. Cállate. ¿De qué estás hablando?» Y dijo: “Mike… mira el camino de entrada, todos los coches están allí. Mis padres no están en Orlando. Maté a mis padres».

Mandell aún no le creía. Continuaron su conversación en el garaje, donde Hadley le mostró a Mandell una huella ensangrentada. Mandell admitió: «Quiero verlos muertos, si realmente lo hiciste. No te creo.»

¡Y la fiesta continúa!

Hadley llevó a Mandell al dormitorio principal para ver los cuerpos. Para incredulidad de Mandell, en el momento en que giró el pomo de la puerta y entró, vio la pierna del padre de Hadley contra la puerta. Esto fue suficiente para que creyera en los asesinatos, pero no llamó a la policía. 

En vez de eso, Mandell se quedó en la fiesta como si nada hubiera pasado, incluso cogió un coche con Hadley. ¿Su razonamiento? «Sabía que iba a ser la última vez que lo viera». Hadley justificó su decisión por el hecho de que no veía a Hadley como un asesino, aunque lo fuera.

«Si estuvieras en mi lugar, y ese tipo fuera tu mejor amigo, no querrías irte de inmediato», declaró. «Sé lo atroz y enfermo que es esto, ya sabes, lo que hizo. Pero, tú…. no te habrías escapado, porque te sientes cómodo con este tipo. No lo ves como un asesino.»

Aunque Tyler Hadley no conocía a la mayoría de los 100 invitados, eso no le impidió hacer comentarios informales sobre su muerte y cambiar constantemente su historia sobre dónde estaban.

Durante toda la fiesta, la gente le preguntaba a Tyler dónde estaban sus padres. Su historia pasó de que se habían ido a Georgia, a que estaban en Orlando, incluso al hecho de que ellos no vivían allí, que era su casa. Tyler también comentó a otros invitados que sus padres habían muerto. 

La fiesta empezó a quedarse sin cerveza alrededor de las 12:30 de la mañana. Tyler se fue con su vecino de 21 años, Mark Andrews, y la novia de Andrews, Ashley Gershman, para conseguir más cerveza en una estación cercana de Sonoco. Mientras esperaba en el coche a que Andrews regresara, Hadley le mencionó casualmente a Gershman que su padre había muerto. Gershman pensó que quería decir que su padre murió cuando él era mucho más joven.

Aún así, algunos de los chicos de la fiesta bromeaban con que Hadley había matado a sus padres. Durante una racha de 15 victorias en la mesa de beer pong, José Erazo, de 17 años de edad, escuchó a alguien decir «Oh, él mató a sus padres», pero todos se rieron.

Hadley le dijo a sus mejores amigos que iba a asesinar a sus padres y hacer una fiesta, pero nadie lo tomó en serio.

Aunque la familia de Hadley informa de que tenía un temperamento relativamente suave, admitió sus horripilantes planes a su mejor amigo, Mandell. El New York Times informó de que el día que los padres de Hadley murieron, Hadley le dijo a Mandell que iba a matarlos. Hadley también admitió sus planes a su amiga Markey Phillips, que se perdió la fiesta porque estaba visitando a su familia en Chicago. 

Crónica de un asesinato anunciado

Dos noches antes de los asesinatos, Hadley y Phillips estaban jugando a la consola y viendo la televisión. Una noche típica para dos adolescentes. Al azar, en medio de una conversación, Hadley dijo que quería matar a sus padres y tener una gran fiesta después. Dijo que nadie había hecho algo así antes, y que quería hacer la fiesta mientras los cuerpos aún estaban en la casa. Phillips pensó que Hadley estaba haciendo un chiste malo.

En la mañana de la fiesta, Hadley aún no había asesinado a sus padres, pero sí tuvo una conversación preocupante con un compañero de la secundaria, un joven de 17 años. Al parecer animó a Hadley a matar a sus padres. La pareja tuvo el siguiente intercambio en Facebook Messenger a las 9:40 a.m. de la mañana de la fiesta:

Matt Nobile: ¿Lo hiciste?

Tyler Hadley: No, pero voy ahora

Matt Nobile: ¿Seguro?

Matt Nobile: Ahora sí que deberías

Matt Nobile: Hazlo

Tyler Hadley: No te preocupes, lo haré

Tyler Hadley: Y después haré una fiesta

Matt Nobile: ¡Sí, hora de la fiesta!

Limpió las pruebas antes de enviar las invitaciones a la fiesta

Una vez que Tyler asesinó a sus padres, envolvió sus cabezas golpeadas en toallas y los arrastró al dormitorio principal. Arrojó todas las pruebas incriminatorias que pudo encontrar, incluida el arma homicida, al dormitorio con sus padres. A ellos los enterró en una pila de fundas de almohadas, libros, posos de café, cristales rotos y toallas ensangrentadas. Le llevó tres horas limpiar toda la sangre.

A pesar de sus esfuerzos, Tyler no pudo limpiar toda la sangre. Durante la fiesta, un grupo de amigos de Tyler eligieron canciones de YouTube. Al tocar el pc notaron un líquido marrón por todo el teclado. Simplemente pensaron que se trataba de una cerveza derramada o Coca Cola. Era la sangre de Mary Jo Hadley.

tyler hadley scene

Madell finalmente llamó a la policía para contarle lo del asesinato. Mandell permaneció en la fiesta más tiempo de lo que la mayoría lo habría hecho, pero finalmente denunció el crimen. Este se fue de la fiesta a primera hora de la mañana y llamó al departamento de crímenes. Más tarde declaró que no dudó en llamar a la policía, aunque esperó horas para denunciar el atroz crimen.

A las 4:40 de la mañana, la policía llegó y arrestó a Hadley después de descubrir los cuerpos de sus padres, y la sangre salpicada alrededor del dormitorio.

Sentenciado a dos cadenas perpetuas sin libertad condicional

Hadley originalmente se declaró inocente de los asesinatos de sus padres, a pesar de que había pruebas abrumadoras de que los había cometido. Fue condenado a dos cadenas perpetuas sin posibilidad de libertad condicional. El juez Robert R. Makkemson apodó al joven de 17 años «peligrosamente antisocial».

Hadley hablaba una y otra vez de la razón por la que asesinó a sus padres. Inicialmente culpó de los asesinatos a su medicación. La policía encontró Hydroxyzine, un medicamento contra la ansiedad, y Citalopram, un antidepresivo, en su casa. También afirmó que su padre lo golpeó, y les dijo a sus amigos que no era su verdadero padre. 

Más tarde, dijo que su motivación era el hecho de que sus padres no le permitieran tener una fiesta. Admitió que había pensado en el asesinato durante unas tres semanas.

Aunque Florida es un estado que reconoce la pena de muerte, Hadley estaba a seis meses de cumplir 18 años. Dos cadenas perpetuas es la pena máxima que puede recibir como menor de edad.

Artículos relacionados

El asesino de la autopista

MParanormal

Katherine Knight, la asesina canibal

MParanormal

Nannie Doss, The Jolly Black Widow

MParanormal